Fenómeno esperado: Lluvias con tormentas eléctricas moderadas a fuertes, ráfagas de vientos fuertes a muy fuertes

Fecha: 06/03/2019

Hora de emisión: 13:04:09 H.O.P.

Siguen desarrollándose núcleos de tormentas sobre varios departamentos, por lo que no se descarta la ocurrencia de fenómenos de tiempo severo de manera puntual durante la tarde de hoy miércoles.

Zona de cobertura: Centro y sur de la región Oriental.

Departamentos afectados: este de San Pedro, Cordillera, Guairá, Caaguazú, Caazapá, Itapúa, norte de Misiones, Paraguarí, Alto Paraná, centro y sur de Central, centro y norte de Ñeembucú, Amambay, Canindeyú.

Exitoso encuentro de Obispos con Coordinadores y Vicarios Pastorales



Es la primera vez que los obispos realizan un encuentro de carácter “sinodal” con los secretarios ejecutivos y vicarios pastorales de todo el país. El evento inició ayer lunes y concluyó al medio del día de hoy martes.

“Entre los obispos también hablamos de la necesidad de articulación, preguntándonos cómo podemos mejorar nuestra comunicación, nuestra coordinación y colaboración con los vicarios y coordinaciones pastorales, señaló Monseñor Pierre Jubinville, Vicepresidente de la CEP y representante de la Comisión de Pastoral.

Creo que hay aceptar el término “sinodal” porque aquí hay hermanos de varios carismas y estamentos. Esto es un primer intento. No es el final del proceso. Debemos creer que algo tiene que nacer. Debemos escuchar y creer que puede surgir algo importante. Nosotros proponemos una pedagogía horizontal, porque falta eso para poder escuchar cómo trabajamos cada uno para poder llegar a una visión común en la misión.

Durante la evaluación de la jornada, los ejecutivos y vicarios resaltaron y valoraron el “espacio de escucha” y la posibilidad de poder reflexionar conjuntamente y en comunión la vida y tarea pastoral de la Iglesia.

Continúa Asamblea de Obispos

Esta tarde, los obispos del Paraguay visitan la sede del Seminario Mayor Nacional para escuchar los aspectos más relevantes de dicho Seminario, en el contexto de los 50 años que celebra en este 2019.

Mañana, miércoles 6 de marzo el Nuncio Apostólico, Monseñor Eliseo A. Ariotti visita al pleno para proveer informaciones provenientes de la Santa Sede.

5 de marzo de 201

Martes 25, caluroso e inestable

Para la jornada de hoy nuevamente se esperan lluvias y ocasionales tormentas eléctricas, las mas significativas en el norte y este de ambas regiones, sobre todo en horas de la tarde, favorecidos por el calentamiento radiativo, mientas que el resto del país las lluvias serian con características de chaparrones, precipitaciones mas dispersas y de corta duración, principalmente desde la tarde; mañana miércoles nuevamente la mayor probabilidad de lluvias en forma de chaparrones se concentra en la tarde, siendo las más significativas en el norte y este. El día jueves la probabilidad de chaparrones se restringe a algunos departamentos del centro, norte y este de la región Oriental y el noreste del Chaco, mientras que el resto del país presenta muy baja probabilidad de lluvias. El ambiente hoy seguiría sumamente caluroso, sobre todo por el efecto del alto contenido de humedad, mientras que los próximos dos días, ambas extremas aumentan, tornándose así extremadamente caluroso en todo el país.

Para la jornada de hoy nuevamente se esperan lluvias y ocasionales tormentas eléctricas, las mas significativas en el norte y este de ambas regiones, sobre todo en horas de la tarde, favorecidos por el calentamiento radiativo, mientas que el resto del país las lluvias serian con características de chaparrones, precipitaciones mas dispersas y de corta duración, principalmente desde la tarde; mañana miércoles nuevamente la mayor probabilidad de lluvias en forma de chaparrones se concentra en la tarde, siendo las más significativas en el norte y este. El día jueves la probabilidad de chaparrones se restringe a algunos departamentos del centro, norte y este de la región Oriental y el noreste del Chaco, mientras que el resto del país presenta muy baja probabilidad de lluvias. El ambiente hoy seguiría sumamente caluroso, sobre todo por el efecto del alto contenido de humedad, mientras que los próximos dos días, ambas extremas aumentan, tornándose así extremadamente caluroso en todo el país

Papa: Oración, caridad y ayuno; inversiones para un tesoro que nunca se acaba

“¿En el camino de la vida, busco la ruta? ¿O me conformo con vivir el día (…) pensando sólo en los bienes y el bienestar?”. Son algunos de los interrogantes que el Santo Padre planteó en su homilía de la Misa celebrada en la Basílica de Santa Sabina este Miércoles de Ceniza con que se abre el tiempo litúrgico de la Cuaresma que nos invita a la conversión
 

María Fernanda Bernasconi – Ciudad del Vaticano

Como todos los años al inicio de la Cuaresma se lleva a cabo el antiguo rito de las estaciones romanas, que consiste en “detenerse” antes de emprender la peregrinación diaria con una actitud de alabanza y oración. El Obispo de Roma presidió la primera de estas estaciones a las 16.30 horas en la iglesia de San Anselmo en el Aventino, a lo que siguió la procesión penitencial a la cercana Basílica de Santa Sabina.

La procesión, encabezada por el Santo Padre, contó con la presencia de cardenales, arzobispos, obispos, los monjes benedictinos de San Anselmo, los padres dominicos de Santa Sabina y los fieles romanos y peregrinos. Al final de la procesión, en la Basílica de Santa Sabina, el Pontífice presidió la Santa Misa con el rito de la bendición e imposición de las cenizas.

En su homilía el Papa Francisco comenzó recordando con las palabras del profeta Joel, que la Cuaresma se abre con un sonido estridente, el de una trompeta que no acaricia los oídos, sino que anuncia un ayuno. Un sonido fuerte, con el quiere ralentizar nuestra vida que siempre va a toda prisa, pero a menudo no sabe hacia dónde. De ahí que sea una llamada a detenerse, a ir a lo esencial, a ayunar de aquello que es superfluo y nos distrae. Es un despertador para el alma.

La Cuaresma como despertador para el alma

También afirmó que el sonido de este “despertador” está acompañado por el mensaje que el Señor transmite a través de su boca del profeta, un mensaje breve y apremiante: «Conviértanse a mí». Y explicó que la Cuaresma “es el tiempo para redescubrir la ruta de la vida”, y añadió que como en todo viaje, lo que realmente importa “es no perder de vista la meta”. De ahí las preguntas del Papa: “¿En el camino de la vida, busco la ruta? ¿O me conformo con vivir el día, pensando solo en sentirme bien, en resolver algún problema y en divertirme un poco? ¿Cuál es la ruta? ¿Tal vez la búsqueda de la salud, que muchos dicen que es hoy lo más importante, pero que pasará tarde o temprano? ¿Quizás los bienes y el bienestar?”. A lo que respondió que “no estamos en el mundo para esto. Conviértanse a mí, dice el Señor. A mí”. Porque “el Señor es la meta de nuestra peregrinación en el mundo”. Y la ruta “se traza en relación a él”.

El gran engaño de perseguir en la vida las cosas pasajeras

“Para encontrar de nuevo la ruta, hoy se nos ofrece un signo: ceniza en la cabeza”, prosiguió diciendo el Pontífice. “Un signo que nos hace pensar en lo que tenemos en la mente”. Y destacó que “nuestros pensamientos persiguen a menudo cosas transitorias, que van y vienen”. Mientras la ligera capa de ceniza que recibimos “es para decirnos, con delicadeza y sinceridad: de tantas cosas que tienes en la mente, detrás de las que corres y te preocupas cada día, nada quedará. Por mucho que te afanes, no te llevarás ninguna riqueza de la vida. Las realidades terrenales se desvanecen, como el polvo en el viento. Los bienes son pasajeros, el poder pasa, el éxito termina. La cultura de la apariencia, hoy dominante, que nos lleva a vivir por las cosas que pasan, es un gran engaño. Porque es como una llamarada: una vez terminada, quedan sólo las cenizas”. A lo que añadió:

Liberarnos de la ilusión de vivir persiguiendo el polvo

“La Cuaresma es el momento para liberarnos de la ilusión de vivir persiguiendo el polvo. La Cuaresma es volver a descubrir que estamos hechos para el fuego que siempre arde, no para las cenizas que se apagan de inmediato; por Dios, no por el mundo; por la eternidad del cielo, no por el engaño de la tierra; por la libertad de los hijos, no por la esclavitud de las cosas”.

Y prosiguió: “Podemos preguntarnos hoy: ¿De qué parte estoy? ¿Vivo para el fuego o para la ceniza? En este viaje de regreso a lo esencial, que es la Cuaresma, el Evangelio propone tres etapas, que el Señor nos pide de recorrer sin hipocresía, sin engaños: la limosna, la oración, el ayuno. ¿Para qué sirven? La limosna, la oración y el ayuno nos devuelven a las tres únicas realidades que no pasan. La oración nos une de nuevo con Dios; la caridad con el prójimo; el ayuno con nosotros mismos. Dios, los hermanos, mi vida: éstas son las realidades que no acaban en la nada, y en las que debemos invertir.

Desapegarnos de la mundanidad que anestesia el corazón

Ahí es hacia donde nos invita a mirar la Cuaresma: hacia lo Alto, con la oración, que nos libra de una vida horizontal y plana, en la que encontramos tiempo para el yo, pero olvidamos a Dios. Y después hacia el otro, con caridad, que nos libra de la vanidad del tener, del pensar que las cosas son buenas si lo son para mí. Finalmente, nos invita a mirar dentro de nosotros mismos con el ayuno, que nos libra del apego a las cosas, de la mundanidad que anestesia el corazón. Oración, caridad, ayuno: tres inversiones para un tesoro que no se acaba.

Cuando el corazón se adhiere a lo que no pasa somos libres

Al recordar las palabras de Jesús: “Donde está tu tesoro, allí está tu corazón”, el Papa Bergoglio afirmó que nuestro corazón “es como una brújula en busca de orientación”. E incluso como un imán, que necesita adherirse a algo. A la vez que destacó que “si sólo se adhiere a las cosas terrenales, se convierte antes o después en esclavo de ellas: las cosas que están a nuestro servicio acaban convirtiéndose en cosas a las que servir. La apariencia exterior, el dinero, la carrera, los pasatiempos: si vivimos para ellos, se convertirán en ídolos que nos utilizarán, sirenas que nos encantarán y luego nos enviarán a la deriva. En cambio, si el corazón se adhiere a lo que no pasa, nos encontramos a nosotros mismos y seremos libres. La Cuaresma es un tiempo de gracia para liberar el corazón de las vanidades. Es hora de recuperarnos de las adicciones que nos seducen. Es hora de fijar la mirada en lo que permanece”.

Jesús en la cruz: brújula que nos orienta hacia el cielo

Además afirmó que “Jesús en la cruz es la brújula de la vida, que nos orienta al cielo”. Y que la “pobreza del madero, el silencio del Señor, su desprendimiento por amor nos muestran la necesidad de una vida más sencilla, libre de tantas preocupaciones por las cosas”. De ahí que haya reafirmado la necesidad de “liberarnos de los tentáculos del consumismo y de las trampas del egoísmo, de querer cada vez más, de no estar nunca satisfechos, del corazón cerrado a las necesidades de los pobres”. Mientras “Jesús, que arde con amor en el leño de la cruz, nos llama a una vida encendida en su fuego, que no se pierde en las cenizas del mundo; una vida que arde de caridad y no se apaga en la mediocridad”.

Ante la dificultad de vivir como Él nos pide, el Papa explicó que es el único modo de llegar a la meta, tal como nos lo muestra la Cuaresma que “comienza con la ceniza, pero al final nos lleva al fuego de la noche de Pascua”.

Urbi et Orbi. El Papa: “Navidad es fraternidad entre personas de toda nación y cultura”

Este 25 de diciembre, en su tradicional Mensaje navideño y Bendición “Urbi et Orbi”, el Papa Francisco pidió: “Que en esta Navidad redescubramos los nexos de fraternidad que nos unen como seres humanos y vinculan a todos los pueblos”.
 

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Que el Niño pequeño y con frío que contemplamos hoy en el pesebre proteja a todos los niños de la tierra y a toda persona frágil, indefensa y descartada. Que todos podamos recibir paz y consuelo por el nacimiento del Salvador y, sintiéndonos amados por el único Padre celestial, reencontrarnos y vivir como hermanos”, lo dijo el Papa Francisco en su Mensaje Navideño, pronunciado este martes 25 de diciembre, desde el balcón central de la Basílica de San Pedro, desde donde impartió su bendición "a la ciudad y al mundo", en la Solemnidad de la Navidad de Jesús.

LEA TAMBIÉN

Gozoso anuncio de Belén

Dirigiéndose a los fieles de Roma, a los peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, y a todas las personas de todas las partes del mundo que siguieron a través de los medios de comunicación este mensaje, el Santo Padre les renovó el gozoso anuncio de Belén: «Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad».

“Como los pastores, que fueron los primeros en llegar a la gruta, contemplamos asombrados la señal que Dios nos ha dado: «Un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre» (Lc 2,12)”

Dios es Padre bueno y nosotros somos todos hermanos

Pero, ¿qué nos dice este Niño, que nos ha nacido de la Virgen María? ¿Cuál es el mensaje universal de la Navidad? Nos dice que Dios es Padre bueno y nosotros somos todos hermanos. “Esta verdad – precisó el Pontífice – está en la base de la visión cristiana de la humanidad. Sin la fraternidad que Jesucristo nos ha dado, nuestros esfuerzos por un mundo más justo no llegarían muy lejos, e incluso los mejores proyectos corren el riesgo de convertirse en estructuras sin espíritu”.

Fraternidad entre personas de toda nación y cultura

Por eso, mi deseo de feliz Navidad, indicó el Papa Francisco,  es un deseo de fraternidad. Fraternidad entre personas de toda nación y cultura. Fraternidad entre personas con ideas diferentes, pero capaces de respetarse y de escuchar al otro. Fraternidad entre personas de diversas religiones. Jesús ha venido a revelar el rostro de Dios a todos aquellos que lo buscan.

Y el rostro de Dios se ha manifestado en un rostro humano concreto. No apareció como un ángel, sino como un hombre, nacido en un tiempo y un lugar. Así, con su encarnación, el Hijo de Dios nos indica que la salvación pasa a través del amor, la acogida y el respeto de nuestra pobre humanidad, que todos compartimos en una gran variedad de etnias, de lenguas, de culturas…, pero todos hermanos en humanidad.

Nuestras diferencias son una riqueza

Entonces, nuestras diferencias, enfatiza el Papa Francisco, no son un daño o un peligro, son una riqueza. Como para un artista que quiere hacer un mosaico: es mejor tener a disposición teselas de muchos colores, antes que de pocos. La experiencia de la familia nos lo enseña: siendo hermanos y hermanas, somos distintos unos de otros, y no siempre estamos de acuerdo, pero hay un vínculo indisoluble que nos une, y el amor de los padres nos ayuda a querernos. Lo mismo vale para la familia humana, pero aquí Dios es el “padre”, el fundamento y la fuerza de nuestra fraternidad.

Los diferentes rostros de la fraternidad

Que en esta Navidad redescubramos los nexos de fraternidad que nos unen como seres humanos y vinculan a todos los pueblos. Que haga posible que israelíes y palestinos retomen el diálogo y emprendan un camino de paz que ponga fin a un conflicto que ―desde hace más de setenta años― lacera la Tierra elegida por el Señor para mostrar su rostro de amor.

La amada y martirizada Siria

Que el Niño Jesús permita a la amada y martirizada Siria que vuelva a encontrar la fraternidad después de largos años de guerra. Que la Comunidad internacional se esfuerce firmemente por hallar una solución política que deje de lado las divisiones y los intereses creados para que el pueblo sirio, especialmente quienes tuvieron que dejar las propias tierras y buscar refugio en otro lugar, pueda volver a vivir en paz en su patria.

África y Yemen

Pienso en Yemen, con la esperanza de que la tregua alcanzada por mediación de la Comunidad internacional pueda aliviar finalmente a tantos niños y a las poblaciones, exhaustos por la guerra y el hambre.

Pienso también en África, donde millones de personas están refugiadas o desplazadas y necesitan asistencia humanitaria y seguridad alimentaria. Que el divino Niño, Rey de la paz, acalle las armas y haga surgir un nuevo amanecer de fraternidad en todo el continente, y bendiga los esfuerzos de quienes se comprometen por promover caminos de reconciliación a nivel político y social.

La Península coreana

Que la Navidad fortalezca los vínculos fraternos que unen la Península coreana y permita que se continúe el camino de acercamiento puesto en marcha, y que se alcancen soluciones compartidas que aseguren a todos el desarrollo y el bienestar.

La amada Ucrania

Que el Señor que nace dé consuelo a la amada Ucrania, ansiosa por reconquistar una paz duradera que tarda en llegar. Solo con la paz, respetuosa de los derechos de toda nación, el país puede recuperarse de los sufrimientos padecidos y reestablecer condiciones dignas para los propios ciudadanos. Me siento cercano a las comunidades cristianas de esa región, y pido que se puedan tejer relaciones de fraternidad y amistad.

Centro América y Venezuela

Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población.

Que delante del Niño Jesús, los habitantes de la querida Nicaragua se redescubran hermanos, para que no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación y por construir juntos el futuro del país.

Las comunidades minoritarias

Deseo recordar a los pueblos que sufren las colonizaciones ideológicas, culturales y económicas viendo lacerada su libertad y su identidad, y que sufren por el hambre y la falta de servicios educativos y sanitarios.

Dirijo un recuerdo particular a nuestros hermanos y hermanas que celebran la Natividad del Señor en contextos difíciles, por no decir hostiles, especialmente allí donde la comunidad cristiana es una minoría, a menudo vulnerable o no considerada. Que el Señor les conceda ―a ellos y a todas las comunidades minoritarias― vivir en paz y que vean reconocidos sus propios derechos, sobre todo a la libertad religiosa.

FUENTE: https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2018-12/papa-francisco-mensaje-bendicion-urbe-et-orbi-2018.html

Subcategorías

SEÑAL ON LINE

Nuestros Teléfonos

Quienes Somos

Radio Pa´i Puku informa, evangeliza, educa, instruye y entretiene. Cubre todas las necesidades comunicacionales de la gente chaqueña. Mantiene en contacto personas, familias, comunidades, instituciones inclusive afuera del país. Radio Pa´i Puku abre sus puertas y micrófonos a todo el Chaco paraguayo pluricultural y multiétnico.